Todo lo que he construido ha sido por el esfuerzo

Este viaje a Londres para jugar el cuadrangular “Visa International Hockey Tournament”, marcó el debut internacional en Las Leonas de Julieta Franco, esta jugadora nacida en Ayacucho un 2 de abril habló con nosotros y nos contó aspectos de su carrera y sus expectativas por el momento que está viviendo.

¿Cómo fueron tus comienzos?

“Me inicié en Ayacucho, mi pueblo, por una exhibición que hicieron en el colegio con edad de séptima división; cuando la actividad terminó decidí viajar a Tandil para jugar en la quinta división en el Club Independiente durante los años 1993 y 1994.
Después finalicé el colegio secundario y me fui a Mar del Plata a estudiar y ahí mismo empecé a entrenar y jugar en el Club Mar del Plata desde el año 1995 hasta el 2003 cuando decido irme a España.
Empecé yendo a Galicia y jugué en el Club Orense el primer año, las tres temporadas siguientes en Las Palmas de Canarias en el Tau y en la quinta temporada en el Real Club de Polo de Barcelona”.

¿Qué te decidió ir a España?
“Puntualmente un trabajo que hicimos de coaching en el Club Mar del Plata y algunas sesiones particulares que hice en donde interpreté que mis metas tenían que ser más altas; mi perfil daba para buscar otros horizontes.
En ese momento me pregunté qué me quedaba pendiente y justamente una de las cosas era salir a jugar en el exterior y la otra una formación que quería hacer en ese tiempo en Cuba pero opté por el hockey y fui a España.
Mi familia lo tomó bien porque siempre me han dejado que vaya por donde creía que tenía que ir desde que empecé a viajar a Tandil todos los viernes y sábados en quinta división. Siempre confiaron en mis decisiones y en mis posibles planes y sin dudarlo les agradezco y les dedico todo porque todo lo que tengo es gracias a eso.
Me fui sola para España a un lugar donde no sabía qué me iba a deparar, dos o tres entrenadores de Mar del Plata me ayudaron a localizar un lugar para quedarme, sabía que iba a un club que siempre recibía fichajes y ese año éramos ocho o nueve contratadas nuevas. La experiencia deportiva no fue del todo buena pero sí la experiencia humana porque tenía una compañera holandesa, otra alemana, el resto éramos argentinas que vivíamos en dos pisos distintos, esa experiencia fue el trampolín para buscar otras cosas, mi recuerdo es eso también, eran tres meses y volvía para el tramo final del torneo. Igual no lo sentí muy duro porque soy solitaria y bastante independiente, por eso tampoco sufrí demasiado”.

¿Cómo surgió el llamado para entrenar e intergrar el plantel nacional y cómo lo tomaste?
“Argentina fue a jugar una serie de partidos en España en agosto de 2011, ahí tengo una conversación con integrantes del cuerpo técnico que me plantean una posible oportunidad de ‘ser parte de’ pero que dependía de otras cosas.
Hasta ese momento jugaba en la Selección Italiana y había que ver otras cuestiones reglamentarias. Además aquí en Argentina se encaraba el proceso de los Panamericanos, me comentaron que verían la evaluación de ese torneo y me dirían.
Bueno, pasaron los Panamericanos y luego se pusieron en contacto conmigo, vimos el tema reglamentario con la FIH y en verdad sorpresivamente me encontré en febrero que, aunque ya venía conversando con ellos, me convocaron oficialmente y comencé a formar parte de la lista que empezaba a entrenar. Hubo que analizar toda la cuestión para poder estar o no y al poder acomodar mis cosas en España, vine a entrenar al Cenard”.

¿Costó?
“No costó aunque sí el organizarme porque fue todo muy rápido y muy acelerado, ya venía hablando con mis responsabilidades en España.
El tema era que en la balanza ponía el resumen de mucho trabajo deportivo y el resumen de mucho trabajo profesional, me regalé la oportunidad de venir, de apostar; Guillermo Laudany me dijo que me venía a jugar un billete de lotería y bueno vine a eso, a jugar el billete de lotería.
Me encontré con la situación que por un lado esperaba ser convocada y por otro no; en un principio mi miedo era la condición física y poder rendir lo suficiente, ahora veo que estoy mejor de lo pensaba.
Necesitaba ya ponerme a prueba y justamente esta gira de Londres creo que es un buen parámetro para medir la situación”.

Recuerdo tu cara en el primer entrenamiento en el Cenard, el clima meteorológico no fue el mejor, pero se te veía serena y sorprendía ¿estabas así?
“Estaba serena, en otras entrevistas que me han hecho dije que tengo un mecanismo de defensa fuerte, lo que quería ya está y entonces lo que viene siempre es un plus, hay que trabajar, hay que rendir, esforzarse pero a medida que va pasando el tiempo es verdad que mi convocatoria ha despertado mucha ilusión en todo mi entorno, mi familia, mis amigos y amigas, mi pueblo entero, mi club de Mar del Plata, mi gente de España, entonces quieras o no, te pone el listón cada vez más alto. Es un empujón pero si la cosa no va rodada de la mejor manera, hay que saber manejar la presión.
Vine con las cosas bastante claras, intento disfrutar, no quiere decir que no me enrosque pero intento disfrutar el 100 % porque creo que es la únca manera de dar todo lo que tengo.
Soy observadora e intento estar serena y venir a disfrutar, las cosas se irán dando y me pondrán en el sitio que tiene que ser”.

¿Cómo te tomó el formar parte de esta lista y viaje? ¿y cómo viste esta etapa de entrenamientos que estuvieron realizando antes del viaje?
Julieta Franco: “El viaje lo esperaba porque me jugó en contra el no poder formar parte del viaje a Oceanía y considero que lo que más tengo que hacer es sumar partidos internacionales, hubo semanas que me encontré muy bien, otras no tanto porque el cansancio físico me impidió rendir en la medida que me gusta y quiero; lo que noté para mejor es esa soltura que se va dando con el tiempo, que habla de confianza en sí misma, en las compañeras, en los esquemas y tácticas, metodologías de trabajo.
Me ayudó el trabajo de coaching que hicimos después de Semana Santa, también el tiempo hizo que mis compañeras me pudieran conocer, y no sólo en el juego sino como persona porque eso hace al grupo, hace a la confianza, a que puedas compartir un pase y lo que sea.
Bueno, todavía tengo que seguir trabajando, tengo resto y voy a llegar al mejor punto para rendir como el grupo y cuerpo técnico lo necesite, y creo que una buena medida para todo lo que sigue es esta gira”.

¿Qué cosa te sorprendió del grupo?
“A nivel deportivo creo que no era consciente del nivel de las chicas, no lo había palpado nunca, a nivel internacional había estado en otros entornos y nunca había palpado ésto del alto rendimiento en un grupo elite que es número uno. Eso me sorprendió y llevó a que mi adaptación haya sido poco a poco y aún continúe.
Me sorprendió para bien la repercusión y todo el entorno mediático que tienen Las Leonas, y es algo lindo formar parte de eso”.

¿Cómo creés que te ven los demás?
Julieta Franco: “Creo que al principio me ven como una persona distante y a medida que van leyendo mi accionar, me ven una persona sensible y sensata”.

Y ahora para finalizar ¿cómo te ves vos?
Julieta Franco: “Trabajo mucho, muchísimo sobre las relaciones humanas, de hecho estoy en la gestión de una escuela y me parece fundamental. Entonces creo que todo lo que he construido ha sido por el esfuerzo de trabajar en los vínculos humanos y eso me parece que es una cualidad distinta y no la quiero perder porque es la esencia de mí”.

Fuente: Por Walter Alejandro Molezzi para www.simplementehockey.com.ar

Dejá tu comentario

Por favor dejá tu nombre

Tu nombre es obligatorio

Por favor ingresa un email válido

An email address is required

Por favor dejá tu mensaje

MinutoHockey.com – Toda la actualidad del hockey © 2017 Todos los derechos reservados

MinutoHockey.com