Entre el hockey y esquí

Entre el hockey y esquí

Alejandro Pato”Savina es un apasionado del hockey pero también de los deportes y en especial del esquí una de sus facetas poco conocidas y que pasaremos a desarrollar en esta extensa entrevista.

Pato comenzó jugando al rugby en Peumayén hasta que su división se disolvió y, gracias a la invitación de Franco Lucchini, dejó la ovalada y se metió de lleno con el deporte de la bocha y el stick en el club Banco Mendoza para luego desembacar con toda una camada en su actual club Vistalba.

“La decisión en ese momento de jugar al hockey no fue del todo fácil e incluso sintió cierta contradicción con el legado familiar puesto que su padre fue rugbier toda la vida pero lo cierto es que el mandato que primaba era el que indicaba que no importa cuál fuera el deporte y a que nivel llegase a practicarlo puesto que lo importante era practicar un deporte por toda la escuela de vida y valores que el deporte con lleva” dijo el actual entrenador de Peuma.

Hoy, luego de varios años de esa crucial decisión, Alejandro no sólo disfruta del hockey sino que transita y complementa su vida con años de temporadas de esquí que realiza en los Estados Unidos, más precisamente en la ciudad de Aspen, estado de Colorado.

 “A esquiar aprendí gracias a un amigo que me enseñó con su estilo ninja: “o aprendes o te morís… una forma bastante violenta de aprendizaje pero viniendo de un gran amigo era más que aceptable y me sirvió un montón y se me hizo fácil entender los movimientos gracias a que toda mi vida hice deportes y a que tengo muchas ganas de aprender y entrenarme”. 

Y, justamente, casi sin querer ni buscarlo le surgió la oportunidad de poner en práctica parte de ese primer aprendizaje gracias a unas vacaciones que estaba organizando junto a sus amigos para recorrer Centroamérica que se vieron truncadas pero que lo llevaron a terminar en Aspen con un contrato de cocinero para trabajar tres horas por semana, es decir, nada imaginado ni planificado.

“A partir de ese momento hubo cambio rotundo en mi vida porque de pasar de unas vacaciones y un laburo en una cocina me probé la campera de instructor y comencé a enseñar y hacer algo que me apasiona y que implicaba todo un desafío porque estamos hablando de enseñar sobre otro deporte y además hacerlo en otro país y con otro idioma. Desde ahí comencé con ésta otra profesión y vocación que hoy la vivo tan intensamente”.

El estar en unos de los centros de esquí mas importantes del país del norte llevo a que Alejandro Savina se diera cuenta de la necesidad de profesionalizarse y por eso comenzó a capacitarse, a estudiar mucho e ir superando diferentes etapas de perfeccionamiento que hoy lo encuentran con el próximo desafío de conseguir un NIVEL 3 como Professional Ski Instructors of America.

Tanta motivación el Pato lo resume de la siguiente manera: “Tengo la oportunidad de enseñar y además de entrenarme con los mejores y que encima nos paguen por entrenar entonces sería un despropósito no aprovechar semejante oportunidad más cuando pienso en que cuando yo empecé veía muy lejos llegar al nivel de personas con las que hoy estoy esquiando y enseñando como pares pero me he dado cuenta que en base a mucha dedicación todo es posible”.

“He tenido la suerte de jugar en un muy buen equipo y entendí que con la calidad de jugadores que tenía a mi lado yo debía ser importante en algo y así encontré que el córner corto era muy importante en los equipos y comencé a entrenarlo al punto de obtener grandes satisfacciones como, por ejemplo, algo que yo considero como un gran logro cuando jugando Liga de Honor una semifinal contra Banco Provincia tuve la suerte de hacer un gol en el único corto que tuvo el partido y que nos permitió ganar el partido y jugar la final”.

Asimismo, esa búsqueda constante por sumar y autoexigirse al punto de llegar a la obsesión en pos del perfeccionamiento, queda en evidencia con una grata anécdota: “El día que se estrenaba el Estadio de Godoy Cruz con un partido que jugaban las Leonas nosotros ese finde teníamos el partido de semifinal contra Alemán entonces nos fuimos un viernes en la mañana con José González, Lucas Ghilardi, Federico Bermejillo y  Germán San Martín a San Juan para poder practicar el corto porque allá teníamos una cancha de agua. Hicimos los 400 kilómetros hasta San Juan sólo para entrenar unos 40 o 50 minutos y después, por suerte, el esfuerzo se pagó con creces porque ganamos el partido de semifinal con gol de córner corto.

Su primer experiencia en el hockey con un plantel superior fue gracias a José González que lo llevó a la fusión del por entonces Teqüé-Vistalba donde permaneció por dos años y luego  Franco Lucchini se lo llevó para Los Tordos donde en principio empezó con inferiores en la rama B para después terminar como entrenador de la primera B y coordinador de toda esa rama del club del carril Urquiza.

Ese trabajo en el club Azulgrana le permitió dar el salto para dirigir el primer equipo de Peumayén y ser el coordinador del hockey del club y al respecto Savina comenta: “Considero que estamos teniendo una experiencia muy positiva y que se están haciendo bien las cosas con los entrenadores y profes que tenemos: Ariel, Negro, Flavio, Chola para darle una identidad al club, para tener una buena estructura y para reorganizar y lograr dar un salto de calidad desde lo deportivo”.

Ya con los seleccionados provinciales hace tres años tuvo su primer experiencia gracias al llamado de Leo Lorenzo que lo invitó a participar en el cuerpo técnico del mayor de caballeros. Posteriormente, se ha sumado como actual entrenador del Sub16-B en damas y como ayudante del Sub16-A.

 

“La sensaciones de representar a Mendoza es única y es una gran responsabilidad con el cargo además de un orgullo al poder ser uno de los entrenadores de Mendoza”.

Con respecto a su futuro como jugador  Savina expresó: “Voy a seguir jugando hasta que pueda, hoy siento que pese a la edad estoy muy bien físicamente porque me cuido mucho entonces creo que puedo seguir aportando al equipo y más si tengo a mis amigos de siempre al lado como pueden ser Lucas o Franco. Quizás el día que no estén ellos o no lo sienta tanto piense un poco si vale la pena hacer todo el esfuerzo con los entrenamientos, los horarios y cierto trajín que genera toda esta vida dentro del hockey pero hoy me divierto, me gusta y sigo disfrutando con la gente que quiero”.

Para finalizar, Alejandro Pato Savina quiso agradecer a Diego Tahan que fue el que lo llevó a esquiar por primera vez y a la gente que me banco en este último tiempo con mis responsabilidades con el hockey como son Ariel Cuartero, la Rola Rivero además de la gente y chicas del club Peumayén que me han permitido terminar mi temporada en Aspen y volver a full para estar de nuevo firme junto a todo el club”.

 

Nota: Emmanuel González

Artículos similares

1 Comment

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *