Manu Brunet, corazón de León

Manu Brunet, corazón de León

La gente no lo reconoce. Algunos le preguntan a los mozos del café, en Palmares. Para los mendocinos Manuel Brunet es un desconocido, pero este rosarino con esfuerzo y talento dejó su apellido grabado en la historia del deporte argentino. Junto con Los Leones consiguió uno de los logros más importantes: ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río.

Manu se encuentra en nuestra provincia de vacaciones ya que su pareja es la ex Leoncita Ana Bertarini, juntos tienen a Luca y en julio serán padres nuevamente.

“Lo de Río fue un logro impresionante. Un oro olímpico es lo máximo que puede aspirar un deportista. Es un sueño hecho realidad pero ya es hora de empezar a mirar para adelante”, comenzó diciendo este hincha de Newell’s, que alternó entre el fútbol y el hockey hasta los 12 años. Justamente en el fútbol se confiesa admirador de Riquelme aunque muchos lo comparan por su juego con Maxi Rodríguez.

–Mirando para adelante, luego de haber conseguido la medalla de oro, se ve todo muy diferente.
–Obviamente, porque deportivamente la medalla nos marcó. Somos unos privilegiados al tener el oro en nuestro país. Muchos deportistas sueñan con eso y nosotros podemos decir que lo conseguimos. Pero esto nos tiene que servir para seguir creciendo, porque si nos quedamos en los recuerdos vamos a equivocar el camino.

–¿Tiene que ser un trampolín lo de Río?
–La plataforma para nosotros fue la medalla de bronce en el Mundial 2014 en La Haya. Hoy con este oro, el tercer puesto en la Copa del Mundo no se valora tanto, pero nosotros como equipo valoramos mucho ese torneo. Desde ese momento el hockey masculino no paró de crecer.

–Desde el 2014 hasta ahora, tu carrera dio un gran salto de calidad.
–Yo soy un jugador que siempre trabajé para poder conseguir los logros y haber tenido estos años de continuidad en el seleccionado nacional es un premio a eso. Jugar en Argentina es tener un lugar en la elite y eso requiere un esfuerzo muy grande. Si vemos mi camada, la que ganó el Mundial Juniors del 2005 en Rotterdam, muchos han llegado a su máximo rendimiento en estos últimos años.

–Muchos jugadores del interior estuvieron en los seleccionados juniors, pero muy poco se han consolidado en el mayor
–Esa transición del junior al mayor es la más difícil de todas. Para mí triunfa el que más resiste, pero una vez que estás instalado en el sistema es muy difícil salir, obviamente que depende de uno saber aprovechar las oportunidades.

–¿Cómo ves al hockey del interior?
–Es una pregunta muy difícil de responder porque hace mucho que no estoy en el país. Si lo tengo que comparar con Europa, es un deporte que no tiene nada que ver. Si lo hago con Buenos Aires, es un tema para debatir mucho. Creo que hay una diferencia de nivel a favor de los jugadores de Buenos Aires. Pienso que el interior tiene la materia prima suficiente para tener más jugadores en los seleccionados pero hay que empezar a trabajar bien, hay que volver a los planes de capacitación. Antes te capacitaban los mejores y hoy eso se ha perdido. Los seleccionados nacionales tienen muy pocos jugadores del interior y lo que están es porque decidieron irse a jugar el torneo Metropolitano. Te doy un ejemplo, antes en Las Leonas estaban, Sole García, Lucha y Ayelén Stepnik, ellas estuvieron más de 10 años jugando para Argentina y nunca dejaron su lugar de origen.

–¿De quién es la culpa? ¿De los dirigentes o de los jugadores?
– Creo que de los dirigentes, porque ellos se tienen que encargar de que el jugar siga creciendo pero desde sus raíces. Eso pasaba antes y ahora según mi punto de vista no está pasando. También están lo que dicen que si jugás en Buenos Aires tenés mas chances de estar en el seleccionado, pero eso depende de cada uno. Te doy mi ejemplo, siempre soñé con jugar con la camiseta de Argentina, pero también tuve muy claro que lo quería hacer jugando en la liga de Rosario. Pasa lo mismo con la medalla que conseguimos en Río. Está en los dirigentes la responsabilidad de que sepan trabajar para que el hockey masculino argentino siga creciendo.

Artículos similares

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *