Talentos de exportación

Talentos de exportación

Mendoza tiene a dos jugadoras que están pasando un gran momento a nivel deportivo y esto recién comienza para ellas.

Hace algunas semanas consiguieron la clasificación al mundial de Londres defendiendo los colores de la selección de Italia y hoy disfrutan de haber sido parte de este gran logro para la Azzurra que, por primera vez en su historia, jugará ese torneo.

Se trata de Marcela Casale y Eugenia Mastronardi, jugadoras y referentes de Marista que hablaron de lo que significa jugar con otra camiseta que no es la celeste y blanca, la clasificación al Mundial y la gran posibilidad de poder jugarlo y su próxima participación en el Campeonato Europeo en Gales.

¿Cuál fue el balance después de haber jugado esa Liga Mundial?

-Marcela Casale: Disfrutamos muchísimo el torneo, principalmente porque estábamos sin presión. No teníamos el objetivo, pero sí el deseo de estar en el Mundial. Sabíamos que nuestra preparación no había sido la adecuada. La sensación es que, con el correr de los partidos, se la hacíamos más difícil al rival. Le empatamos a China, estuvimos cerca de ganarle a Corea. Era difícil que nos pudieran ganar.

-Eugenia Mastronardi: Estábamos tan bien afuera que entrábamos a jugar y sabíamos que era lo queríamos y lo que buscábamos. Tocábamos tres o cuatro pelotas por partidos y era como oro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuál era el objetivo antes de empezar el torneo?

-MC: El objetivo era clasificar dentro de los cuatro primeros del grupo para no quedar en la parte de abajo. Sabiendo que existía alguna posibilidad de llegar al Mundial. Se fue dando paso a paso. Le ganamos a Escocia y clasificamos terceras.

-EM: Cada partido que pasaba al equipo lo iba inflando. Era un equipo muy parecido al que jugó en Malasia pero no tuvimos mucha preparación. No era fácil jugar.

-¿Qué se aprende jugando en este tipo de torneo?

-MC: Tuve cuatro o cinco pelotas claras en todo el torneo. Ahí una aprende a darle valor, a cuidarla cada bocha, a tener paciencia. Son experiencias muy constructivas para una.

-EM: Yo vi otro deporte prácticamente. Es un hockey cien por ciento físico, pocas pelotas trasladadas. Todo parar y pasar.

“Al principio yo no sentía la camiseta, pero una vez que empezé a conocer a la gente, ahora defiendo la camiseta a morir y siento orgullo por el himno. ” Marcela.

¿Si les surge posibilidad de jugar profesionalmente allá, lo harían?

-EM: Yo si lo haría. Por lo menos para prepararme para el Mundial. Si me dicen que hay un buen club, seguramente para mejorar mi nivel, o haría.

-MC: A mí también me gustaría, pero en Italia no creo que tengan la disponibilidad económica para poder armar un proceso de entrenar en doble turno. Hoy no lo veo posible, pero sí creo que van a planificar algo bueno para llegar a hacer un buen desempeño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Tuvieron siempre el apoyo del club, hubo libertad a la hora de viajar?

-EM: Sí, siempre. Aunque una siente mucho dejar el club, pero no se puede estar en los dos lados a la vez. Pero esto es un sueño para cualquier deportista y algún planteo sería innecesario. Llegamos al club y es como que el tiempo no hubiese pasado.

-MC: A Marista agradecerle mucho, a nuestros entrenadores y amigas por bancarnos. Uno banca a la persona que se esfuerza. Ellos valoraron mucho que nos bajáramos del avión en Rosario para jugar la Liga (Liga Nacional A que Marista fue tercero) y eso fue muy satisfactorio.

“El hockey es mi pasión, donde me toque jugar lo voy a defender a muerte. Si es con Italia, vamos con Italia para adelante” Eugenia

Ahora tiene otro desafío por delante que es el Campeonato Europeo II…

-MC: Del 6 al 12 de agosto en Gales se juega el Campeonato Europeo. La semana que viene nos vamos a Roma a entrenar. Estamos una semana y el 2 viajamos a Cardiff. Jugaremos unos amistosos y el 6 arranca el torneo.

-¿Se imaginan jugando el Mundial y enfrentando a Las Leonas?

-MC: Si, yo quiero, sueño con eso. Me encantaría. Jugamos con Argentina en Rosario en 2015. A mí me gustaba jugar en contra de ellas porque me gusta hacerle frente a la situación y decir ‘por algo estoy jugando acá y no te voy a dejar pasar’

-EM: Nunca me tocó enfrentar a mi país. Pero me encantaría jugar contra Las Leonas porque creo que tenemos equipo para hacerle frente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compañeras, amigas, confidentes

Son compañeras dentro y fuera de la cancha y además muy amigas. Cada una resalta lo que significa poder compartir lo que más les gusta con alguien de confianza.

“Está muy bueno que podamos estar juntas porque es una contención. Saber que está ella, que es mi amiga es como sentirte en casa. Llegamos a la habitación y es el momento de charla” expresó Marcela.

“En mi caso, tener una amiga, una cómplice está muy bueno. Compartimos momentos muy buenos” agregó Eugenia.

“Queremos agradecer a nuestras familias por el apoyo, a nuestros novios también. Al gimnasio Indalo, a Flor Zardain y todo el cuerpo técnico que nos bancan siempre. Y también a Pitu, nuestro sponsor”.

Por Christian Sosa

Artículos similares

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *